Insectos de productos almacenados

Solicite una inspección gratuita en el teléfono: 961 857 888

Insectos de productos almacenados

Son aquellos coleópteros o lepidópteros que ya sea en fase de larva o adulto se alimentan de granos, cereales, harinas, frutos secos, especias...

Pueden causar daños sobre los productos alimentarios almacenados, ocasionando grandes pérdidas económicas, bien por pérdidas de peso o por contaminación del producto dejándolo inservibles para la alimentación humana o animal. Actúan como reservorio de enfermedades y favorecen el crecimiento de hongos patógenos debido al calentamiento del producto por la actividad metabólica de los insectos.

Stegobium Paniceum. Gorgojo del pan
Sitophilus Granarius. Gorgojo del trigo
Sitophilus Oryzae. Gorgojo del arroz
Tribolium Confusum. Gorgojo de la harina
Ephestia Kuehniella. Polilla mediterránea de la harina
Plodia Interpunctella. Polilla de los frutos secos

Cómo prevenirlos y detectarlos

Estos consejos nos pueden ayudar a prevenir y detectar la presencia de esta plaga:

  • El almacén de materias primas debe encontrarse adecuadamente ventilado, sin exceso de calor o humedad. Las especies se desarrollan y reproducen a partir de 200C y una humedad a partir del 50% en ambiente y 13% en alimento.
  • Mantener un adecuado aislamiento del exterior y reparar paredes y techos con el fin de evitar grietas que sirvan de refugio.
  • Tanto la maquinaria como las zonas de almacenamiento y procesado deben someterse a unas adecuadas prácticas de limpieza y desinfección fundamentalmente antes de introducir el producto.
  • Correcto control e inspección de las materias primas recibidas. Sin la implantación de dichos controles cualquier otra medida resultara ineficaz. Se recomienda, siempre que sea posible, poner en cuarentena las mercancías recién recibidas con el fin de detectar pequeños niveles de contaminación.
  • Remover el producto sometido a almacenamiento prolongado para dificultar el desarrollo de la plaga.
  • Disminuir el almacenamiento en zonas oscuras, separar las mercancías de las paredes y no depositarlas directamente sobre el suelo utilizando soportes para facilitar la aireación.

Cuando se detecten evidencias de la presencia de estos tipos de insectos en las instalaciones (pequeños agujeros en envases, presencia de larvas, pupas o pieles en alimentos derramados, en sacos o estanterías) debe procederse a una revisión en profundidad para determinar los focos de origen y los productos afectados.

Nuestro tratamiento


Tecno puede ayudarle a evitar daños muy costosos en sus instalaciones y prevenir la transmisión de enfermedades derivadas de la presencia de este tipo de plagas

DIAGNÓSTICO DE SITUACIÓN
Realizar un diagnóstico precoz es fundamental para prevenir la aparición y propagación de la plaga por todo el almacén. Este diagnóstico se realiza mediante la colocación de trampas y cebos de monitorización en las zonas más críticas de la instalación (aquellas donde es más probable que se localice la plaga). Las trampas atraen y capturan a los insectos, lo que nos permite localizar e identificar la especie, y así diseñar el programa de actuación más adecuado.
PROGRAMA DE ACTUACIÓN

Tratamientos preventivos en instalaciones, maquinaria y vehículos de transporte para evitar la infestación por restos de plaga.

Tratamientos curativos para una vez identificada la plaga y aislados los productos afectados evitar la propagación y futuras infestaciónes mediante la aplicación de productos químicos en zonas localizadas, la fumigación en zonas aisladas del almacén o la utilización de equipos de tratamiento térmico para zonas concretas.

EVALUACIÓN
La evaluación de la eficacia de las medidas preventivas establecidas y de los tratamientos efectuados se lleva a cabo mediante la inspección, medición y mantenimiento de las trampas y estaciones de captura. De este modo podemos saber si el problema está resuelto totalmente, o bien existe presencia de plaga en alguna zona concreta que necesita ser tratada nuevamente.