Roedores

Solicite una inspección gratuita en el teléfono: 961 857 888

Roedores

En nuestro país destacan dos especies de rata (negra y de alcantarilla) y dos de ratón (doméstico y de campo)

Los roedores son un riesgo para la salud pública, ya que son vectores probados de enfermedades y de parásitos como pulgas y chinches, pudiendo contaminar el agua, alimentos y mercancías mediante sus heces, orina o saliva.

Una de sus características es que necesitan roer constantemente para desgastar los dientes en continuo crecimiento, por lo que son capaces de causar graves daños en instalaciones y edificaciones, pudiendo llegar a provocar incendios en conducciones eléctricas.

Las especies que habitan en entornos urbanos utilizan la red de alcantarillado para desplazarse y acceder a los edificios.

Cómo prevenirlos y detectarlos

Las señales más características de la presencia de estos roedores son:

  • Excrementos negros de pequeño tamaño, alargados y acabado en punta, que recomendamos sean recogidos cuidadosamente y desechados en bolsas de plástico ya que son portadores de bacterias patógenas o virus...
  • Característico olor a amoniaco procedente del orín.
  • Ruidos producidos al roer, arañar o desplazarse por los techos de la vivienda o instalación.
  • Desperfectos producidos a roer todo tipo de elementos (madera, plástico, cableado…)
  • Agujeros en envases de alimentos .
  • Presencia de nidos y madrigueras, preferiblemente en lugares cálidos.

Algunas medidas que podemos tomar para prevenir la presencia de roedores son:

  • No tire restos de alimentos por el fregadero o baño, ya que pueden atraer a los roedores hacia nuestras tuberías.
  • Gestione adecuadamente las basuras, no depositándolas fuera de los puntos establecidos y respetando los horarios establecidos por las Autoridades Municipales.
  • Evitar la presencia de restos de comida y agua.
  • Eliminar posibles refugios (jardines con escaso mantenimiento, acumulación de basura, maderas, cartonaje).
  • Limitar las zonas de acceso (grietas y agujeros, huecos bajo puertas, agujeros en tuberias, salidas de aire…).
  • Podar ramas cercanas a la vivienda para impedir que los roedores que habitan en los árboles accedan a tejados.

Nuestro tratamiento


Tecno puede ayudarle a evitar daños muy costosos en sus instalaciones y prevenir la transmisión de enfermedades derivadas de la presencia de este tipo de plagas

DIAGNÓSTICO DE SITUACIÓN

Nuestros Técnicos analizan el entorno y las señales que evidencian la presencia de plaga, apoyándose en la utilización de trampas de monitorización en aquellas posibles zonas de paso utilizando cebos sin toxicidad y que evidencian el rastro de estos roedores.

Tras la inspección y en base a determinadas variables (tipo de especie, grado y extensión de la infestación, humedad del entorno, accesibilidad a fuentes de alimento y agua…) elaboramos el programa de actuación en el que seleccionamos los productos y técnicas específicos para cada situación, determinando el riesgo potencial de intoxicaciones secundarias en especies no diana (mascotas).

PROGRAMA DE ACTUACIÓN

Teniendo presente que anteponemos el uso de mecanismos de control físico y biológico frente al empleo de productos químicos, combinándolos en algunos casos para minimizar el impacto sobre el medio ambiente, nuestros tratamientos pueden ser de dos tipos :

  • Tratamientos pasivos: Realizamos actuaciones sobre aquellos elementos estructurales que permiten el acceso de estos roedores a sus instalaciones, minimizando la utilización de rodenticidas. Utilizamos pastas de sellado, mallas elásticas de acero y polietileno y burletes en agujeros y huecos por donde salen o entran los ratones. Así mismo, evitamos la entrada de roedores por los desagües utilizando válvulas antiretorno basculantes.
  • Tratamientos activos: Según las características de las instalaciones y el entorno, podemos utilizar diferentes sistemas para erradicar la plaga:

    · Una amplia gama de rodenticidas.

    · Trampas adhesivas o automáticas.

    · Estaciones de captura o multicaptura provistas de llave de seguridad para evitar el acceso de especies no diana o su manipulación por usuarios diferentes a los técnicos de nuestra empresa.

    · Estaciones portacebos con monitorización por control remoto, empotrables, subterraneas, con fijaciones y anclajes, así como, ocultables en mobiliario urbano.

EVALUACIÓN

Para garantizar el control y eliminación de la plaga se hace necesario realizar un seguimiento adecuado de los tratamientos efectuados, comprobando que tanto las estaciones portacebos como las estructuras de madera permanezcan sin actividad de termitas.

En el caso de los tratamientos directos con biocidas también se recomienda un seguimiento con el fin de detectar, de forma temprana, posibles nuevas infestaciones.